Ante una amenaza global sin precedentes, UNICEF trabaja contra reloj para mantener a los niños a salvo del Coronavirus y sus consecuencias