La reserva hídrica española se encuentra al 60,2 por ciento de su capacidad